Mi cuenta : Inscribirse

Mis pedidos

Su cesta de compras está vacía.

La pureza de los diamantes y las piedras preciosas.

En las piedras preciosas, las impurezas llamadas inclusiones, son incluso más molestas que cuando el color es claro o el brillo es débil, la luminosidad del diamante reduce el efecto de las pequeñas inclusiones.

Las piedras preciosas absolutamente puras no existen… podemos cuantificar las inclusiones examinando las piedras con una lente de aumento de 10 veces y colocando la piedra sobre una escala que tiene de más puro a menos puro.

Una clasificación admite internacionalmente de posicionar una piedra sobre esta escala.

 

IF

Internamente impecable

Piedra pura, alguna inclusión visible con la lente de aumento 10 de veces

VVS

Muy muy pequeña inclusión(es)

Muy muy pequeña(s) inclusión(es) muy difícilmente visibles a la lente de aumento de 10 veces.

El número y la posición de minúsculas inclusiones permite de codificar las piedras en « VVS1 » y « VVS2 ».

VS

Muy pequeñas

inclusiones

Muy pequeña(s) inclusión(es) difícilmente visibles a la lente de aumento de 10 veces.

El número y la posición de muy pequeñas inclusiones permite de codificar las piedras en « VS1 » y « VS2 ».

SI

Pequeñas Inclusiones

Pequeñas inclusiones visibles con la lente de aumento de 10 veces, prácticamente invisibles a simple vista.

La tonalidad « SI1 » y « SI2 » depende de la naturaleza de las inclusiones, de su cantidad y de su posicionamiento en la piedra.

En general, estas inclusiones no afectan el brillo de los diamantes.

SI3

 

Esta clasificación no es reconocida por los grandes laboratorios que libran los certificados de autenticidad, ella corresponde a un posicionamiento intermedio entre « SI » e « I ».

I

Incluído

Piedras que contienen inclusiones fácilmente visibles con la lente de aumento de 10 veces y a simple vista para quien es experimentado.

La cantidad, el tamaño y el posicionamiento de las inclusiones, determina la codificación « I1 » o « I2 ». Estas inclusiones afectan la luminosidad de los diamantes, especialmente para la categoría « I2 ».

« I3 » : el tamaño de las inclusiones visibles a simple vista perturban la luminosidad de las piedras. A veces se emplea el término « piqué » (picado) en lugar de « I » y en consecuencia se obtiene : « Piqué 1 », « Piqué 2 » y « Piqué 3 ».