Mi cuenta : Inscribirse

Mis pedidos

Su cesta de compras está vacía.

El diamante azul « Hope », entre fascinación y maldición

Copia del diamante azul HopeEl diamante ovalado « Hope » de 45 quilates es el diamante azul más grande conocido hasta nuestros días. Al igual que otros diamantes famosos, éste fué vendido, robado, testamentado y tallado. Hoy en día pertenece al Smithsonian Institute de Washington donde está expuesto y donde atrae cada año a más de seis millones de visitantes, es la pieza más admirada del mundo luego de la Gioconda. Sin embargo, todas las personalidades que lo han tenido entre sus manos fueron golpeadas por la desgracia, desde la reina María Antonieta hasta el descendiente del banquero Philip Hope, a quién debe su nombre, pasando por la rica americana Evalyn Walsh MacLean.

Copia del diamante azul ovalado HopeEl « Hope » sigue siendo hasta ahora un misterio para los científicos e investigadores del Smithsonian Institute que intentan interpretar las particularidades de este diamante como su fotofosforescencia roja y de explicar su caracter maldito. Este diamante provendría, seguún ciertos investigadores de una mina situada en el norte de Andhra Pradesh, en la región de Golconda en India. La leyenda cuenta que un minero indio la encontró en el siglo XVII entre los pedruzcos que bordean el río Krishna y que la colocó sobre una estatua de la diosa Sita. El explorador Jean-Baptiste Tavernier, la sexta vez que fué a la India en 1663 y durante el curso de su viaje compró el diamante azul no tallado de 112 quilates. Cuando volvió a Francia él se lo mostró a Luis XIV. El Rey Sol dió el diamante azul al gran joyero de esa época, Jean Pittan, quién demoró dos años en tallardo y lo redujo a 68,5 quilates. Verdadero tesoro de la corona de Francia y bautizado « Azul de Francia », Luis XV lo hizo engarzar sobre lainsignia de su vellón de oro. Durante la Revolución Francesa, el « Azul de Francia » fué confiscado y expuesto en el Gabinete de la Guardia Nacional al lado del « Regente » de donde fué robado en 1792. Habría sido llevado a Inglaterra para ser retallado. Veinte años y dos días después del robo, o sea el tiempo de prescripción del delito, un diamante de 45 quilates fué puesto en venta, el banquero inglés Sir Henry Philip Hope lo compró y lo nombró « Hope ». En el 2005 científicos del Smithsonian Institute han reconstruído el « Azul de Francia » en un molde de cera y lo han comparado el « Hope », demostrando de esta manera que este último provendría del « Azul de Francia ». Lord Francis Hope, descendiente del rico banquero, lo heredó en 1887, pero el tren de vida que llevaba su mujer hizo que su fortuna se redujera totalmente y que se viera en la obligación de vender su diamante azul para hacer frente a sus deudas.

Diamante Hope en el Smithsonian InstituteDiamante Hope Harry WinstonA comienzos del siglo XX, el « Hope » pertenecía a la casa Cartier que lo vendió en 1911 a una rica americana Evalyn Walsh MacLean. Esta última sufrió años más tarde la experiencia de la maldición del « Hope » perdiendo dos hijos. A su muerte, sus herederos vendieron las joyas y otros tesoros de esta extravagante mujer, entre los que figuraba el « Hope », al joyero de las estrellas : Harry Winston. Éste lo regaló en 1958 al Museo Nacional de Historia Natural del Smithsonian Institute de Washington. En el 2010 y para celebrar el 50° aniversario de su donación, Harry Winston colocó temporariamente el « Hope » sobre una montura para el público americano : « Abrazando la esperanza », compuesta de 450 g de platino y de más de 300 diamantes palillo.