Mi cuenta : Inscribirse

Mis pedidos

Su cesta de compras está vacía.

Diamante de ringwoodita : un océano a veinte mil leguas de viaje subterrestre

Un diamante de menos de un quilate, descubierto recientemente en Brasil, se ha revelado de un valor inestimable, no por su tamaño ni por su pureza, sino por la presencia de una inclusión de algunos micrones, llamada ringwoodita. Este cristal tiene la misma composición química del olivino, que es el principal constituyente del manto terrestre.

La ringwoodita tiene la particularidad de encontrarse en la zona de transición entre los mantos superior e inferior de la tierra, a 400/600 km. de profundidad y de contener alrededor de 1% de agua bajo la forma de grupos hidróxilos o hidrógenos. Este diamante de ringwoodita va a ser remontado a la superficie de la tierra durante una erupción kimberlítica brutal y rápida al mismo tiempo. Graham Pearson, geólogo de la universidad de Alberta, condujo las investigaciones sobre este diamante que según sus propias recopilaciones en la revista « Nature » del 12 de marzo último, permiten reforzar la hipótesis que el agua estaría presente a profundidades extremas. Existen dos teorías en cuanto al orígen de este agua, cuya cantidad podría sobrepasar la de nuestros océanos, para algunos científicos el agua se habría « sepultado » durante fenómenos de subducción y su presencia en la zona de transición sería una consecuencia de la tectónica de las placas, en cambio para otros el agua fué atrapada durante la formación de la tierra.

Este diamante y su cristal de ringwoodita encierran innumerables secretos porque las profundidades en las que se formaron continúan siendo inaccesibles, ya que las perforaciones actuales no sobrepasan los 12 km. Estos testimonios de la historia de los fondos terrestres permiten al hombre de imaginarse nuevas epopeyas y una carrera hacia el agua, un recurso que podría convertirse en el futuro más precioso que el oro.

Fuente : http://www.nature.com/tiny-diamond-impurity-reveals-water-riches-of-deep-earth-1.14862