Mi cuenta : Inscribirse

Mis pedidos

Su cesta de compras está vacía.

Ópalo

>> Familia(s) : silicatos
Descubrir en fotos :

Su nombre vendria del sánscrito "upala" que quiere decir piedra preciosa, o bien del griego "opalios" y del latín "opalus". Se distingue por los reflejos irisados según el ángulo de visión, que recuerda el arco iris y que ha dado lugar el término "opalescencia". Gel de sílice hidratado, no se cristaliza.
Plinio el Viejo trata sobre el ópalo, y es gracias a sus escritos que el nombre latinizado de esta piedra "opalus" llegó hasta nuestros días.
En el 1075, el obispo de Rennes le confirió poderes especiales y, pensando que su propietario podrá volverse invisible, la llamó "piedra de los ladrones".
El rey Luis XI hizo cortar las manos de un lapidario quien le habría roto una piedra que él le había confiado.
Hay que decir que siendo muy frágil, hay que tomar muchas precauciones antes de cortarla, esta piedra se rompe a menudo en el curso de su preparación. En nuestros días, en los países de cultura anglosajona, sigue siendo la piedra del compromiso matrimonial.
La heroína de la novela de Walter Scott, Ana de Geierstein, quién había tenido terribles aventuras, llevaba un ópalo, y cuando finalmente lo tiró al mar, su vida se volvió pacífica. Un rumor se creó, expandiéndose por toda Europa por la emperatriz Eugenia, quién se había impresiondado mucho al haber leído la novela, a causa de lo cual se pretendía que ella fuera maléfica. Eugenia fué prohibida en la corte de los zares. Los diamanteros de esa época propagaron esta idea, sin duda porque temían que sus clientes no les pagaran en caso que ellos rompieran la piedra mientras la trabajaban.
Va a ser la Reina Victoria, que usando un ópalo de Australia en su coronacón aseguró la promoción del ópalo de Australia y en todo el Commonwealth.
Actualmente, algunas creaciones notables, han vuelto a dar al ópalo el lugar que le corresponde en la joyería.
Sus colores son extremadamente variables, verde, rosa, naranja vivo (ópalos de fuego), yendo hacia "el arlequín" de una magnífica irisación.
La quincita es un ópalo rosa descubierto en Quincy-sur-Cher, cerca de Bourges en el centro de Francia, su coloración rosa es debida a pigmentos de orígen vegetal aportados por algas durante la formación del ópalo.
El cachalong es un ópalo blanco llamado porcelánica porque tiene el aspecto de una porcelana, cuya variedad usada en joyería, proviene principalmente de una región cercana a las costas del Kashgar en el Xingjiang chino. Su composición se sitúa entre el ópalo y la calcedonia más bien jaspe, y su especificidad es la de ser muy poroso. La capa superficial blanca de pedernal está constituída por el cachalong y la presencia de esta capa significa que el pedernal o la calcedonia han sido expuestos, durante mucho tiempo, a las intemperies permitiendo la formación de esta capa de cachalong que es también un indicador de su vejez.

Lugar de extracción

Durante miles de años, los ópalos fueron recogidos cerca de Cervenitsa en el valle del Vah (región de Dubnik, actualmente Eslovaquia), pero las canteras ya se han agotado.
De entonces en adelante, se pueden citar: los Estados Unidos (Idaho, Nevada, California, Oregon, Alaska), Basil, Honduras, México (los Aztecas lo explotaban y lo mostraron a Cortez), Etiopía, Guatemala, Indonesia, Japón, Rusia, Perú... y Francia con sus canteras de los Alpes Marítimos (Blot) y de Quincy, cerca de Mehun-sur-Yevre (Cher).
Australia oculta las principales canteras (Nuevo Gales del Sur: Lightning Ridge, White Cliffs, Victoria, Queensland, Australia meridional: Coober Peddy, Andamooka).
La característica de estos yacimientos es que son de orígen sedimentario (Como el Brasil) mientras que los otros yacimientos son de origen volcánico.
Desde los años 70: descubrimiento de los ópalos de Perú, llamados también ópalos de los Andes, son azules, verdes, amarillos, rosas, translúcidos u opacos y sin irisación, se los corta en facetas o en cabujón.
Hoy en día en Etiopía, se producen ópalos trasnparentes, translúcidos, con fuego de todos los colores.
El cachalong proviene principalmente del Xinjinag chino, pero también de Uzbekistán, de Mongolia, de Islandia, de Italia, de Austria, de Francia en el Var, de la República Checa en Moravia.

Ver las fotos de las minas/ otras fotos

Utilizacíon en joyería

El corte de los ópalos es muy delicado.
El ópalo de fuego se corta en facetas o en cabujones, algunos tiene los fuegos.
Sólo los ópalos preciosos son empleados en joyería y los especialistas distinguen toda una serie de variantes:
Los ópalos comunes: de muchos colores pero sin fuegos.
Los ópalos preciosos: ópalo noble o arlequín (antiguamente llamado Oriental), con toda suerte de colores y de fuegos, donde los más populares son los fuegos rojos.
El ópalo hidrófano que es opaco y se vuelve transparente cuando se lo empapa de agua, ópalo blanco, ópalo negro, matriz (con venas de la roca que la contiene), ópalo de agua (o hialina, transparente opalescente), girasol: que es a menudo turbio y lechoso. Se observan también ópalos que contienen inclusiones como el ópalo dendrítico, ópalo espuma...
El cachalong, siendo una materia muy porosa que absorbe los líquidos, es a menudo tratado para impedir que se manche.
El ópalo es la piedra del 14° aniversario de matrimonio.

Mantenimiento diario y precauciones

Es una de las más frágiles gemas: es sensible a los golpes, a los cosméticos, a los jabones, a los productos de limpieza del hogar, y se debe de tener cuidado mientras se las manipula e incluso cuando se lavan las manos.
Montado sobre un anillo, hay que evitar las hurtos, las rayaduras.
Se le hace mantenimiento lo más seguido posible, sumergiéndolo en el agua. Por otra parte, puede estar continuamente en el agua ! Sin humedad, el ópalo temina por "morirse", es decir, pierde su opalescencia, sus fuegos y se agrieta.
El ópalo, conteniendo de 3 a 30% de agua, se deshidrata y puede romperse si se lo conserva en un ambiente de aire seco, por lo que hay que conservarlo al reparo del calor, en una atmósfera húmeda. Los gemólogos deben de tener la precaución de no querer medir su índice de refracción, a causa de la agresividad del líquido óptico. Atención también al calor de la iluminación de las vitrinas de las joyerías.

Gemas parecidas

amiolita , piedra de luna , nácar

Litoterapia cultural e histórica

Hay que hacer notar que muchos litoterapeutas atribuyen propiedades específicas a cada variedad de ópalo. Así, el ópalo comun tendría efectos calmantes, tranquilizantes, estimularía la reflexión y favorecería el sueño, mientras que el ópalo de fuego regularía los períodos de menstruación, ayudaría la procreación femenina y facilitaría los partos, también adecuado al chakra del sexo, eliminando las inhibiciones y reforzando el deseo...
Se le atribuye al ópalo el poder de favorecer el bien dormir, los sueños amorosos. Es la piedra de la ternura, de la pureza de sentimientos, de la fidelidad y de la confianza mutuas.
El ópalo negro suprimiría el miedo a la oscuridad. Por el hecho de su irisación, el ópalo constituye un lazo entre nosotros y los diversos "colores" de la vida. Los Orientales le atribuían la reunión de las virtudes de todas las otras piedras, lo que confirmó el médico naturalista Boece de Boodt en el siglo XVII.
Símbolo de tierno amor, de confianza, de pureza, sería el inicio de un potencial luminoso de todos los fenómenos naturales y podría elevar nuestra percepción al nivel de los que son de orígne cósmico, a la luz blanca que se divide en siete colores que se mezclan para dar todos los otros. Los colores dominantes indicarían los chakras a los cuales corresponden.
El ópalo podría también hacernos sentir nuestros deseos, nuestras necesidades, nuestras debilidades y nuestros bloqueos, pero desencadenaría también en nuestro corazón un sentimiento de alegría, de satisfacción.
El ópalo de fuego parece jugar un papel particular reactivando nuestros sentimientos y aclarando nuestra comprensión..
Corresponde al signo de Piscis, de Cáncer (el ópalo muy claro), de Sagitario, de Acuario, de Escorpio (el ópalo negro), de Ariete (el ópalo de fuego).

Imitaciones y tratamientos

Como la imitación no es fácil, porque el ópalo, teniendo una fuente fija de color de fondo y otra de la reflexión de la luz, igualmente se llegó a imitarlo. En el siglo XVIII, se servían de vidrio teñido de azul pálido de apariencia lechosa que lo embutían con una tela de seda teñida. Se han usado también alas de mariposas, plumas de colibrí, de pavo y también vidrio o resina. Se lo imita también insiriendo una capa de nácar entre un cúpula de cristal opalescente o en una resina.
El ópalo lechoso se puede reproducir mediante la incorporación de diversas láminas de color en el vidrio opalescente. Cortando una sección delgada del nácar de una cierta concha australiana, pulida, llena de plata y luego cementada sobre un cuarzo o vidrio produce un excelente efecto.
El ópalo de fuego se imita utilizando una suerte de baquelita que da la apariencia de una llama ondulante en la superficie pero es mucho menos densa. Es difícil utilizar líquidos pesados del mismo índice de refracción para poder detectar las piedras falsas porque el ópalo natural es demasiado poroso.
Se han creado dobletes con ópalos muy delgados pegados sobre un ópalo común o un ónice o un cemento negro que podría dar la ilusión de un ópalo negro. Tripletes a los que se les agrega una capa suplementaria de cristal de roca, calcedonia translúcida o materia plástica de baja calidad. Estas creaciones fraudulentas deben ser señaladas sin ambigüedad.
El ópalo sintético se lo fabrica desde los años setenta.

Mejoras

Los ópalos que temen la deshidratación deben ser regularmente sumergidos en el agua.

Piedras históricas y leyendas

Los ópalos célebres: el más grande del mundo, llamado "la Húngara", pesaba 2.410 quilates. Uno de los más hermosos, y también muy grande, aún conservado en el Museo de Historia Natural de Viena, fué descubierto en el lecho de un arroyo en Dubnik, en 1775, pesaba más de 600 gr, medía 12 x 5,7 cm.
El Museo de Historia Natural de Nueva York expone uno de los más grandes ópalos australianos (50 x 15 cm) y el Smithsonian Institute de Washington tiene uno que pesa 250 quilates.
El Tesoro británico posee uno de los dos fragmentos que proviene de la fractura de un ópalo descubierto al final del siglo XIX en Queensland, pesa 250 quilates y su irisación refleja el rojo, violeta, verde pùrpura. El museo de Budapest posee la colección más completa de ópalos de Dubnik: 366.926 ejemplares, pesando un total de 58.645 quilates!
El museo Nacional de Historia Natural de París conserva un ópalo que formaba parte de las joyas de la corona y que había pertenecido a Luis XVIII. Dos piedras de gran valor, han desaparecudo: el "Huérfano", que adornaba la corona del Santo Imperio Romano Germánico y el Fuego Troyano (aún llamado el "Incendio de Troya") de la emperatriz Josefina.
Una muy vieja leyenda nos dice que al alba de la humanidad, sobre un lejano continente, mucho más allá de los mares, un arco iris depositó un dios que aquellos que habitaban ahí reconocieron como al creador del tiempo de los sueños. Un día, sin prevenirlo y sin razón aparente, se fué. El arco iris desapareció también pero en el lugar donde había tocado el suelo, las rocas se transformaron en piedras preciosas multicolores. Este lejano continente se convirtió en Australia. La piedra preciosa de los múltiples reflejos irisados fué llamada ópalo.
En la Edad Media, se creía que los ladrones que llevaban un ópalo ensobrado en una hoja de laurel se volvían invisibles.
En la antigua Roma, donde se lo consideraba como un amuleto, un senador, Nonius, prefirió exilarse en Egipto donde murió pobremente, pero conservando su piedra, antes que ceder un ópalo del extraordinario tamaño de una nuez que Marco Antonio quería tomarle para regalarlo a Cleopatra.

Características químicas
SiO2 nH2O

sílice hidratado

Características físicas

Color principal : blanco

Otros colores : azul, pardo, gris, amarillo, negro, naranja, rosa, rojo, verde, violeta

todos los colores existentes en muchas tonalidades

Color de rayado : blanco

Brillo : vidrioso

Dureza : 5.5 en 6.5

Densidad : 2.00 en 2.20

Exfoliación : ninguno

Fractura : concoidal, astillada

Propriedades ópticas

Transparencia : transparente, translúcido

Refringencia : 1.430 - 1.450

birrefringencia : 0.000

Ninguna

Doblaje : no

Dispersión : -

Pleocroísmo : ausente

Cantidad de colores : 1

Espectro de absorción : 700 - 640 - 590 - 400

Espectro de ópalo de fuego

espectro de red de ópalo de fuego

espectro de red de ópalo de fuego

Fluorescencia : variable

Blanco, azul, pardo, verde

Cristales

Bolas de sílice en un gel de sílice

Otras informaciones

Signos del zodíaco : Tauro, Géminis, Cancer, Libra, Acuario, Piscis

Signos del zodíaco Chino : serpiente

Mes : octubre

En venta en nuestras tiendas
Ver todas las ofertas
Correspondencia
astrológica
  • Tauro Tauro
  • Géminis Géminis
  • Cancer Cancer
  • Libra Libra
  • Acuario Acuario
  • Piscis Piscis

Equilibrio, tranquilidad y armonía para los signos asociados. Ópalo de fuego para los de Ariete y Escorpio a quienes les da energía y alegría.

Signo astrológico Chino :
  • serpiente serpiente

Le da seducción, calma, intuición, lo rinde menos perezoso, caprichoso, egoísta y gastador. Lo rinde más filósofo y lo ayuda a pensar en los demás.